Mitos y realidades del E-learning

Publicado: 4 noviembre, 2012 en e-learning, edumatica
Etiquetas:

La fascinación por la tecnología ha dado como resultado un amplio número de mitos respecto al e-learning. Si a eso se agrega que la industria del marketing desarrolla o refuerza muchos de estos mitos, se obtiene que muchos de los usuarios de esta modalidad sobreestiman los logros que pueden alcanzar ocasionando posteriormente decepciones y frustraciones. A modo de ejemplificación, se seleccionan algunos de los principales mitos señalados por Gill (2003).

Mito 1: «Los cursos presenciales pueden transferirse al Web sin pérdida de su potencial de enseñanza».
Realidad: El e-learning no ha revolucionado la enseñanza, es sólo un método instruccional entre muchos, que pretenden el logro de algunos objetivos instruccionales.

Mito 2: «Los cursos de e-learning son tan buenos o mejores que los cursos presenciales».
Realidad: Poner un curso en la Web o en CD-ROM no asegura un mejoramiento del desempeño.

Mito 3: «Todos aprenden en un ambiente de e-learning».
Realidad: Todos aprenden de diferentes maneras.

Mito 4: «Los cursos de e-learning son más baratos de impartir que la educación en el aula».
Realidad: El e-learning no es una alternativa de bajo coste, especialmente si no está alineada con las metas estratégicas de una organización.

Mito 5: «Tener una amplia selección de cursos de donde escoger es una ventaja».
Realidad: La selección no asegura calidad, relevancia e impacto.

Mito 6: «Trabajar y aprender son actividades separadas».
Realidad: Trabajar y aprender son lo mismo. Trabajar es aprender y aprender es trabajar.

Como complemento, y siguiendo esta misma línea, López y Leal (2002) argumentan que:

Mito 7: «Los formadores prefieren el e-learning porque permite aproximar el aprendizaje al puesto de trabajo, porque se aprende más que en el aprendizaje tradicional, porque permite propuestas formativas muy flexibles».
Realidad: No todas las personas tienen puestos de trabajo con anchos de banda aceptables. Hay cursos presenciales bien diseñados y con buenas estrategias que consiguen resultados superiores a la formación e-learning.

Mito 8: «Los formadores prefieren el e-learning porque permite adaptar la formación a los diferentes estilos de aprendizaje».
Realidad: Esto no depende de la tecnología empleada, sino del diseño de las actividades formativas.

Mito 9: «Los participantes prefieren el e-learning porque permite la formación en cualquier lugar, en cualquier momento y porque es interactiva».
Realidad: La supuesta disponibilidad del e-learning sólo será posible si se dispone de todos los recursos tecnológicos para ello.

Mito 10: «En un futuro no muy lejano toda la información será con la modalidad de e-learning»
Realidad: Los datos del crecimiento de la industria del e-learning no sustentan esta predicción.

Fuente

Anuncios

Los comentarios están cerrados.